Desde este blog se pretende difundir la historia, el arte, la cultura y la naturaleza de la villa y del valle de Echo, uno de los enclaves pirenaicos de Aragón, más hermosos y dinámicos. Su pasado, presente y futuro merecen la pena conocerse y compartirse. Con mi admiración , cariño y la mayor modestia.

miércoles, 7 de noviembre de 2018

ECHO 1687. EL ORGANISTA PIDE AUMENTO DE SUELDO



Hoy traigo al blog un documento del Archivo Histórico Provincial de Huesca, conseguido como siempre por Javier Regla y que contiene varias curiosidades. Una de ellas es el hecho de tratarse de un acuerdo mixto entre la iglesia, representada por el párroco de la iglesia de San Martin, y el concejo de la Villa.

La segunda curiosidad, que se mencionan varias de las distintas monedas circulantes en el Reino de Aragón en aquella época, y finalmente que el documento recoje el acuerdo de aumento de sueldo para el organista de la iglesia que éste ha reclamado. Exiguo aumento, como veremos a continuación.

El 7 de diciembre de 1687 en la villa de Echo se reune el concejo de la villa con intervención y asistencia del licenciado Thomas Larripa presbitero vicario perpetuo de la Iglesia Parroquial del señor San Martin de dicha villa, por ser este acto mixto entre la Iglesia y el concejo

Attendido y considerado que por parte de marco Antonio Coarassa (Coarasa) mancebo (soltero), organista residente en dicha villa se nos ha representado no podia continuar ni passar con los sessenta escudos que se le da por tañer el organo de dicha Iglesia para portarse con la decencia que pide tal arte y ministerio.
El organista Antonio Corarasa venía a cobrar más o menos lo que cobraba el organista de Siresa, el presbístero mosen Juan Antonio Gil quince años antes (ver la entrada sobre el Contrato del Organista pulsando aquí), eso sí, sin ninguno de los privilegios ni diezmos ni prebendas que tenían los eclesiásticos.

Por tanto el dicho licenciado Thomas Larripa como tal vicario y los dichos Justicia, jurados y concejantes en nombre y voz del dicho concejo le añaden de salario en cada un año cinquenta reales que todo el sobredicho salario monta y suma sesenta y cinco libras de moneda jaquesa y le confirman en la nominacion de organista por tiempo de veinte años que an de comenzar a correr desde el dia de oy y feneceran a siete de Diciembre del año mil setecientos y siete .
El aumento por tanto, es de cincuenta reales cada año hasta sumar sesenta y cinco libras jaquesas. Eso sí, queda confirmada la duración del contrato garantizándole el trabajo como organista en veinte años más.
Como contraprestación a tan exiguo aumento, el organista se compromete a asistir y cantar en el coro y a buscarse organista sustituto cuando él no pueda ejercer.
...y tambien con obligacion que el dicho Marco Antonio Coarassa haya de asistir y cantar en el coro como oy lo hace todas las ocasiones que pudiere y tambien con obligacion que si estubiere enfermo el dicho Marco Antonio Coarassa haya de buscar y busque quien taña por el el organo todas las veces que se acostumbra tañer.
Sigue la fórmula de aceptación...Presente a todo lo sobredicho el dicho Marco Antonio Coarassa el qual con accion de gracias acepto la dicha nominacion con los sobredichos cargos y obligacion y prometio y se obligo hacer y cumplir todo aquello que a su parte toca y pertenece y a ello obligo su persona y todos sus bienes muebles y sitios. Siguen las clausulas acostumbradas.
Y son testigos... Marco Lopez herrero y Blas Lapetra labrador residentes en la villa de Hecho
Documento citado






No hay comentarios:

Publicar un comentario